En Su mensaje del día 23 de noviembre, la Virgen Santísima nos hace un pedido especial en vísperas de la próxima Navidad:

"He venido para pedirles y anunciarles que el día 30 de noviembre quisiera ver en todos los hogares, lugares de trabajo, así como en cada Monasterio de la Orden, el Pesebre de la Sagrada Familia. (...) Deseo que el lugar que ustedes mismos escogerán para colocar el Sagrado Pesebre, sea adornado preciosamente con guirnaldas navideñas, creando así un espacio sagrado de adoración y de contemplación."

"Mi aspiración es que desde el 1° de diciembre hasta la Natividad de vuestro Señor, oren, por lo menos tres veces al día, la oración, una vez entregada, al Divino Pesebre de la Sagrada Familia.

Deseo que especialmente en las Comunidades, durante esos días, se trabaje en oración a los pies del Sagrado Pesebre de Belén para que los corazones recuerden, en este ciclo, la importancia de fecundar el espíritu de la fraternidad, de la solidaridad y de la compasión entre los seres.

Deseo, hijos Míos, que los que acepten llevar adelante el cumplimiento de este pedido de su Madre Celeste sepan que, desde el 1° de diciembre hasta la fecha de la Natividad de Jesús, estaremos trabajando juntos en la reconstrucción del espíritu del amor en las familias del mundo como también en la cura del odio, del rencor y del desamor que es generado diariamente entre los servidores del camino espiritual y en las familias más apartadas de Dios."

En Su mensaje del día 24 de noviembre, Nuestra Señora nos dice:

"Ahora, en tiempos de crisis en los que la familia, como centro de la sociedad y de la modernidad, es influenciada, atacada y disuelta por las formas y por las tendencias humanas, ella debe recuperar el sentido de su existencia y el camino de su propósito para estos tiempos. (...) Por eso, cada oración hecha con amor hacia la Sagrada Familia de Nazaret constituirá esa fortaleza inquebrantable que las familias del mundo necesitarán para aprender a sobrevivir a todas las interferencias e influencias de estos tiempos críticos."
 


    

Acto de Consagración
a la Sagrada Familia de Nazaret

(Oración para ser recitada especialmente durante la víspera de la Natividad del Señor
y al final del Santo Rosario del día 24 de diciembre
.)

 

Rayos Divinos descienden del Cielo
sobre la querida Ciudad de Belén.

Los Ángeles anuncian a los pastores
el Nacimiento del Rey de la Humildad.

Jesús, es conocido por Su Sagrado Nombre,
Él es el Príncipe que nació de la familia del Rey David,
pero Su identidad no pertenece a este mundo,
Su Sabio Espíritu proviene del Espíritu Santo de Dios.

Jesús Niño llegó al mundo
para libertarlo del error.

Él es el Salvador de todas las razas,
Él es el Mesías de la Anunciación Celestial.

El Ángel Gabriel dictó Su Sagrado Nombre;
la Virgen Santísima acogió en Su seno al Poder Creador,
de Su purísimo vientre nació el Salvador,
de María Santísima despertó el Cristo Redentor.

Ante este gran misterio universal,
nuestros corazones se consagran,
porque las profecías de los Patriarcas se cumplieron
y el Hijo de Dios venció a la muerte con Su Divina Pasión.

Toda la raza fue renovada
por la victoriosa venida del Hijo Dios.

De Belén surgió la Luz Eterna para el mundo oscuro.

Oriente se unió a Occidente
y nunca más nada estará separado,
porque recibimos la Misericordia de Dios.

Somos ovejas del Gran Niño Pastor.

Somos estrellas redimidas sobre la Tierra.

Que este Santo Nacimiento de Cristo
nos impulse para seguir caminando.

Nada nos detendrá.

Nada nos atormentará.

Nada nos apartará de Dios.

Somos miembros de la Sagrada Familia.

Somos hijos de la Virgen Santísima.

Somos fieles compañeros de San José.

En Cristo cumpliremos la Voluntad de Dios,
como fue en el principio,
ahora y siempre.

Amén



EL PEDIDO DE MARÍA:
 

¿Cuándo deberíamos tener armado el Pesebre?
El día 30 de noviembre. 

¿Por qué periódo debemos orar la oración?
Desde el 1° de diciembre hasta la Natividad de nuestro Señor, tres repeticiones, tres veces al día, a los piés del Sagrado Pesebre.

 


 

Baje los materiales en PDF

  Oración

  Mensaje del día 23/11

  Mensaje del día 24/11 

 



Invitamos a todos a responder al llamado de nuestra Madre Divina,
por el bien y la salvación de las familias en el mundo.